La ruta hacia El Dorado

En la película de animación La Ruta hacia el Dorado, dos amigos se embarcan sin querer en una aventura que los lleva a América, donde conocen a Hernán Cortés por el camino. En las playas americanas deciden seguir un mapa que les llevará a la mítica ciudad de El Dorado.

En la película, la ciudad no sólo está repleta de oro, sino que además cuenta con aspectos más mágicos o fantásticos. Podemos ver animales extraños y cómo el sumo sacerdote acciona a distancia una estatua de jaguar mediante magia. Pero, aun así, la película cuenta con una serie de anécdotas que se basan en la realidad, tal y como veremos a continuación.

La ruta hacia El Dorado

 


[Imagen de portada extraída de Pinterest]

2 comments

  1. CORTES: Mi tripulación ha sido escogida con tanto cuidado como a los discípulos de Cristo. ¡No pienso tolerar polizones!
    Seréis azotados y cuando lleguemos a Cuba para repostar recibiréis más azotes. Trabajareis como esclavos en las plantaciones de azúcar para el resto de vuestra vida… ¡A la bodega!

    MIGUEL: ¡Qué bien, Cuba!

    Es que esa escena es tan maravillosa, mira que hicimos cosas en América, pero poner a Cortés como un hombre-croissant malvado ya hacía que me partiese la caja y hoy ya ni os cuento.
    Muy buen artículo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.