Juan I de Inglaterra. El Rey Pelele

La película de animación de Disney, Robin Hood (1973) nos muestra una de tantas versiones del mito  homónimo. Cuenta la leyenda que Robin Hood fue un bandolero del bosque de Sherwood, que se dedicaba a robarle a los ricos para entregárselo a los pobres en un momento de necesidad y, acabando así con múltiples injusticias. Históricamente, se estima que estos sucesos podrían haber tenido lugar durante el reinado de Ricardo Corazón de León, concretamente durante la Tercera Cruzada (1190 – 1194).

En la película vemos que el principal villano es Juan I de Inglaterra que, ante la ausencia de su hermano mayor el rey Ricardo “Corazón de León”, se encargaba de dirigir el país. Sin embargo, atendiendo a los acontecimientos históricos, Ricardo habría nombrado regente al obispo de Ely, Guillermo de Longchamp, durante su estancia en la Tercera Cruzada.

Los personajes de la película son representados como animales y, en el caso de Ricardo y de Juan, estos son caracterizados por dos leones. Ricardo es un león grande y con una gran melena, mientras que Juan es un león escuálido, sin melena y al cual la ropa le queda muy grande. El primero también parece más pacifico, mientras que el segundo es colérico, envidioso y traidor. Esto viene a raíz de la descripción que algunos historiadores y cronistas de la época hicieron de este personaje, aunque otros relataban que era muy inteligente, generoso y hospitalario. También se le consideraba muy culto, pues creó una biblioteca móvil y le gustaba la música. Sin embargo, Disney optó por centrarse en todos los aspectos negativos de esta figura histórica, dando como resultado a una representación caricaturesca del mismo.

Imagen relacionada
Representación de Juan I. Fuente: AV News

En el film también aparece una canción cantada por el pueblo en la cual se ríen del monarca, lo llaman pelele y lo califican de “torpe, inútil y cruel”, pues la historia se centra en que Juan I estaba obsesionado con el cargo de monarca (históricamente intentó en diferentes ocasiones hacerse con  el trono) además de con el dinero y las joyas. En todo momento porta una gran cantidad de anillos y collares, así como ropajes muy opulentos y aparece contando el oro de los impuestos. La historia nos cuenta que en esta etapa el pueblo de Inglaterra sí se veía ahogado por los impuestos, pero probablemente no sólo era por la opulencia de los nobles sino también por recaudar dinero para financiar las Cruzadas.

Quizás, esta imagen tan negativa de los cronistas de la época se deba a su resentimiento hacia el monarca ante la negativa de este a participar en la Cuarta Cruzada (1202-1204), algo que Disney y otros tantos hábilmente utilizaron para representar al villano de Robin Hood.

Aunque la historia de Robin Hood se encuentra quizás excesivamente explotada en la cultura audiovisual, sí que es cierto que esta versión de Disney, más infantil a primera vista, nos muestra una representación más fidedigna de la versión más negativa del monarca Juan I de Inglaterra.


[Imagen de portada extraída de: Rotoscopers]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.