Kingdoms and Castles: vivir en un reino medieval con dragones y gigantes

Dentro del género de la estrategia y, más concretamente, en el de construcciones de ciudades, nos encontramos con muy diversos títulos de temática histórica y, además, de diferentes épocas. En la entrada de hoy nos centraremos en la época medieval y, específicamente, en el título Kingdoms and Castles, que une castillos con un toque de fantasía.

Este juego lo desarrolló el estudio independiente Lion Shield, siendo el único videojuego que han sacado hasta la fecha y el cual siguen actualizando hoy en día. Lo publicaron en el año 2017 para Microsoft Windows, Linux y Mac.

Centrándonos en dicho título, tu misión es hacer prosperar tu reino, comenzando como una pequeña aldea hasta convertirse en una gran ciudad. Lo primero que se crea es el castillo, donde tu consejo te irá dando recomendaciones a lo largo de la partida sobre cómo manejar el territorio. Después estarían las chozas de aldeanos, necesarias para que los visitantes vengan a quedarse en tu capital y los cuales serán la mano de obra de la corona. Tu misión será garantizar su protección y bienestar.

Una vez nos encontramos en nuestro mundo, por una parte, tenemos la interfaz que nos indica los recursos que se van recolectando y la felicidad y salud de los aldeanos (importante mantenerla lo más altas posibles para el buen funcionamiento de la capital). En cuanto a las mecánicas del juego, estas van enfocadas a la gestión de recursos y a la construcción de edificios:

Las primeras opciones se corresponden con la fortaleza: para el recinto defensivo, nos encontramos con empalizadas de madera y muralla de piedra. En un principio, al no contar con muchos recursos, lo más probable es que se hagan de madera. Esto no deja de ser una manera sencilla de mostrar ese paso que hubo en las fortificaciones en las que, en épocas tempranas del medievo, se realizaban de madera hasta pasar a una combinación de piedra y madera o, lo que normalmente conservamos hoy en día, totalmente pétreas. Otras opciones que aparecen y que están relacionadas con lo anterior, son las propias defensas de la muralla, teniendo disponibles torres de arqueros y de ballestas. Por último, tenemos los edificios para ampliar el propio castillo, como la sala del tesoro o el gran salón y construcciones para la defensa de la ciudad, como el cuartel o la escuela de arqueros.

menu castillo kingdoms and castles
Fig. 1: Menú de Castillo. Extraída de: captura propia del videojuego.

El siguiente abanico de opciones está relacionado con la urbe en sí, donde podemos construir caminos, chozas, pozos para abastecer de agua a los aldeanos y lugares para aumentar la felicidad de estos como la taberna, así como un cuerpo de bomberos, útil para los incendios fortuitos y los ataques de dragones.

El tercer grupo es para la comida: donde podemos construir granjas y huertos frutales para conseguir el alimento para los aldeanos. Luego tenemos los edificios de almacenamiento y otros edificios de tratamiento de alimentos, como panadería, pescadería, porquerizas y carnicería. Para la compra de estos, están disponibles dos tipos de mercado y, por último, la noria, que, aunque no tiene nada que ver con la alimentación, va incluida en este apartado.

Los dos últimos apartados se corresponden con la industria y lo marítimo. En el primero nos encontramos con la cantera, la cabaña del leñador, la carbonera, la mina de hierro y, relacionado con esto, tenemos el edificio de la herrería y del albañil. En cuanto al marítimo, tenemos la construcción de diversas embarcaciones (un carguero y un barco para el transporte de tropas), el muelle y diferentes tipos de puentes.

Además de estos, hay otra opción a mayores, que se desbloquea tras construir la sala del tesoro: la ciudad avanzada. En este grupo nos encontramos con el cementerio, los jardines, la iglesia, la biblioteca, la clínica, el hospital, los baños públicos y la catedral, además de otros elementos decorativos, como fuentes y estatuas. Estos son útiles para curar a la población en caso de enfermar de peste, mantener una buena higiene o aumentar la felicidad al poder entretenerse en jardines o bibliotecas.

Mientras uno va gestionando su reino, pasan los años y las estaciones. A medida que pasa el tiempo, para añadir más dificultad a la ya de por sí ardua tarea de mantener sanos y en buenas condiciones a tus aldeanos, aparecen las invasiones. Por una parte, tenemos las incursiones vikingas. Estos llegan por mar a través de embarcaciones que imitan el diseño del drakkar y se dedican a quemar tus edificios y saquear la villa. Una vez los repeles o pasado un tiempo, estos se retiran hasta que vuelven a regresar pasado unos años. También le añaden un toque fantasioso al añadir a estas invasiones el ataque de gigantes y de dragones.

vCk2MnI
Fig. 2: Ejemplo de dos drakkar llegando a la costa. Extraído de: i.imgur.com/

Nos encontramos pues, con un juego que pone su foco en la gestión y la construcción, que elige ser de época medieval pero tomando únicamente su estética y algún que otro elemento muy definitorio, como pueden ser los castillos, algo fácilmente reconocible por el público y que, para añadirle un enemigo reconocible, introduce las incursiones vikingas, otro elemento con gran presencia en lo audiovisual, siendo esta la actividad más reconocida de la cultura nórdica, pero quedándose en la muy trillada visión de que estos sólo saqueaban y arrasaban cada poblamiento al que llegaban.


[Imagen de portada extraída de: gameplay.tips]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .