Archivo de la categoría: Cine

La Italia de Porco Rosso

kurenai_no_buta-662018507-largeFicha técnica:

Título: Porco Rosso (紅の豚 Kurenai no buta)
Año: 1992
Producción: Studio Ghibli
Dirección: Hayao Miyazaki
Duración: 94 min
País: Japón

El Studio Ghibli es famoso por su meticulosa y trabajada animación. Películas como La princesa Mononoke (1997) o la oscarizada El Viaje de Chihiro (2001) ayudaron a abrir al panorama internacional la animación japonesa. A pesar de su predilección por las aventuras de género fantástico, en las cintas del estudio también hay hueco para la historia, como es en el caso del film de 1993 Porco Rosso.

Marco Paggot es un antiguo piloto del ejército italiano sobre el cual recae una maldición que dio a su cara aspecto de cerdo. Este característica sumada al inconfundible color carmesí de su hidroavión Folgore le valió el apodo de Porco Rosso, nombre bajo el cual trabaja como cazarrecompensas manteniendo a raya a los Piratas de Aire, un grupo de bandidos que aterrorizan el mar Adriático desde los cielos.

La acción de la historia nos sitúa en la Italia de finales de los años 20—inicio de los 30 y a pesar de la premisa fantástica de la que parte la película no son pocos los elementos históricos que, aunque casi siempre en segundo plano, dotaran a la cinta de interesante contexto para las aventuras de los protagonistas.

Como no podía ser de otro modo tendrá gran importancia la situación política italiana, en la que desde 1922 gobernaba el Partido Nacional Fascista de Benito Mussolini. Así vemos, por ejemplo, como durante una visita a la ciudad, Porco es señalado por dos individuos ataviados con pistolera, botas de caña alta, pantalones bombachos militares, camisa, corbata y un fez con una insignia al frente. A pesar del vivo color verde de su uniforme, son fácilmente identificables como miembros de la Milicia Voluntaria para la Seguridad Nacional o Camisas Negras —organización paramilitar que el partido fascista usó para afianzar su poder—.

porcobfig1
Fig 1: Camisas negras en la película                         Fig. 2: Camisas negras reales

En esta escena podemos ver también numerosas banderas colgadas de los edificios, portadas por viandantes e incluso ondeadas desde furgonetas y tanques que desfilan por la calle. Las banderas de las cintas presentan franjas horizontales moradas negras y verdes a diferencia de la italiana, substituyendo de este modo la iconografía fascista por otra que, si bien es ficticia, no deja lugar a dudas lo que representa, mostrándonos la ferviente exaltación de los símbolos nacionales y militares de los cuales se valió el fascismo italiano para construir su identidad política.

porco2
Fig. 3: Desfile nacionalista

Además, existen muchos otros detalles que, aunque más tangenciales, ayudan a perfilar la situación de la sociedad italiana como la crisis en la que se encontraba Europa tras la Primera Guerra Mundial —representada en el hecho de que los hijos del señor Piccolo, fabricante de hidroaviones y amigo cercano de Porco, habrían tenido que dejar Milán (o puede que incluso Italia) para buscar trabajo, quedando su nieta Fio y el resto de las mujeres de su familia a cargo de los trabajos de reparación del Folgore— o la inminente guerra hacia la que se dirigía Italia.

Sin duda el punto donde hay mayor mimo y detenimiento es en la representación de las aeronaves, aparatos de los cuales Miyazaki es un gran admirador, cosa que quedará nuevamente patente en su cinta de 2013 El viento se levanta (Kaze Tachinu), la biografía del ingeniero aeronáutico japonés Jiro Hoikoshi.

De este modo vemos como, si bien el avión del protagonista, el Savoie S.21, es ficticio —aunque está claramente basado en el Macchi M.33 y toma su nombre prestado del SIAI S.21—, no sucederá así con la mayoría de aparatos presentes, los cuales se corresponden con modelos reales, obviando ciertas licencias de diseño. Así tenemos el avión del antagonista Donald Curtis, el cual pilota una versión del hidroavión de carreras de factura estadounidense Curtiss R3C-2 o también los Savoia-marchetti S55 y Fiat CR.20 que el ejército italiano envía a detener a los espectadores del duelo aéreo entre Porco y Curtis al final de la película.

porco3
Fig.4 Savoia S.21 y Curtiss R3C-2
porco5
Fig. 5: Macchi M.33                                                                                                           Fig.6 Curtiss R3C-2

Durante un flashback, Porco recuerda como su cuadrilla de Macchi M.5 se enfrentó a las fuerzas austrohúngaras y sus Hansa-Brandenburg CC —de nuevo dos aeronaves históricas— confrontándose en lo que se conoce en jerga de aviación militar como dogfight o combate aéreo cercano, en el cual se nos muestra como los aviones de combate volaban de forma aparentemente caótica tratando de situarse tras los aparatos enemigos para derribarlos con sus ametralladoras frontales.

porco6
Fig. 7 Combate entre los Macchi M.5 italianos y los Hansa-Brandenburg CC

Además, relacionado con el tema de la aviación también están las numerosas menciones a la Copa Schneider, una carrera de hidroaviones celebrada entre 1913 y 1931, creada por el financiero francés Jacques P. Schneider. Como curiosidad añadir que en el año 1925 un Curtiss R3C-2 como el del antagonista fue el campeón y un Macchi M.33, en el que se basa el Folgore de Porco, quedó tercero.

La película, estrenada originalmente en 1992, está basada en un cómic de 15 páginas dibujado por el propio Hayao Miyazaki en 1989 bajo el título La era de las hidrocanoas (Hikōtei Jidai) y mantiene el tema antibelicista tan habitual en otras películas del estudio Ghibli, aunque sin duda esta cuestión de vio reforzada por la tensa situación política y bélica que estaba viviendo el mundo los años previos a su salida al mercado —Guerra del Golfo, conflictos derivados de la desarticulación de URSS y las Guerras Yugoslavas—. Esto será remarcado una vez más por la aparición recurrente a lo largo de la película de Les temps des cerises, una canción compuesta a mediados del siglo XIX y que se convirtió en un himno que simboliza los valores de libertada y fraternidad que buscaba la creación de la Comuna de París.


Imágenes:

Alpha, un viaje a la Prehistoria

El pasado día 25 de agosto se estrenaba en los cines españoles la película Alpha (2018), que trata la domesticación del lobo. En el film vemos como el joven protagonista (Keda), miembro de una tribu de cazadores recolectores, acompaña a su padre, el jefe de la comunidad, y a otros cazadores de diferentes tribus en su primera gran cacería en la que el trofeo son una manada de bisontes. Sin embargo, durante la cacería, el joven sufre un accidente, por lo que sus compañeros lo dejan atrás pensando que está muerto. Nuestro protagonista se enfrenta entonces a la llegada del invierno, sólo y malherido. Es aquí cuando Alpha, la loba, entra en acción. Veamos entonces que elementos están correctamente representados y cuales no.

Alpha, un viaje a la prehistoria


[Imagen de portada extraída de: Alpha Imax]

3D Sex and Zen. Historia y Filosofía en la China Ming.

Ya hemos tratado antes en esta revista el uso de la Historia en el cine erótico, pero esta vez no se trata de ninguna broma. 3D Sex and Zen Extreme Ecstasy, del director Cristopher Suen y guionizada por Stephen Shiu, se trata de un film erótico ambientado en la China de la dinastía Ming (1368-1644).

Esta película está basada en la novela Rouputuan, escrita en el siglo XVII durante la dinastía Qing (1644-1912) y atribuída a Li Yu. La traducción al inglés del título es “The Carnal Prayer Mat”, que significa “La estera de oración carnal”, refiriéndose a las esteras o pequeños cojines utilizados por los monjes budistas para orar y meditar.

La novela suponía un ataque al puritanismo confuciano e incluso se ha interpretado como una sátira al sistema de examinación imperial chino, recorriendo las aventuras y desventuras sexuales de un joven erudito que busca el sentido de la vida a través del sexo, enfrentándose a la visión budista y confuciana de la propia vida y la felicidad.

La película, que es en lo que nos centraremos, toma una ruta algo distinta a la del libro, pero tiene muchos puntos en común con el mismo, incluyendo las sátiras y críticas anteriormente mencionadas.

Nos presenta al protagonista, el erudito Weiyangsheng, un estudioso del arte chino experto en múltiples artistas y en falsificaciones, el cual, sin embargo, aspira a alcanzar la felicidad no a través de la introspección y la meditación, como le aconsejan sus maestros, sino a través del sexo. Tras casarse con la mujer de sus sueños no consigue satisfacer su deseo sexual por lo que acude al príncipe de Ning, conocido por tener la mayor colección de rarezas y antigüedades, aparte de por conocer secretos y técnicas sexuales y además, tener un inmenso harén. El príncipe permite conocer estos secretos y visitar su torre de curiosidades a cualquiera que le traiga una rareza digna de unirse a su colección.

Para acceder a su ansiado botín, Weiyangsheng se gana la confianza del príncipe descubriendo falsificaciones de pinturas del artista chino Xu Daozi, explicando con detalle cómo se elaboran éstas y descubríendolas por el uso de papel de Chengxin, calculando en base a los materiales que las obras no podían ser sino falsas. Gracias a su conocimiento de arte y su buena vista consigue entrar y ver una sala llena de obras que se creían perdidas o enterradas en tumbas pero que el príncipe había expoliado, robado o comprado.

Momentos como este ocurren varias veces a lo largo de la película, reflejando la formación del protagonista y dándonos a conocer a autores como el ya citado Wu Daozi, Wang Xizhi, Yang Zhu y algunos más.

Esta película, pese a lo extravagante que es y lo poco habitual de su temática, tiene un contenido histórico elaborado y mejor cuidado que muchas grandes producciones y es una buena forma de tomar un primer contacto con la historia del arte chino aunque para entenderla por completo sería mejor estar familiarizado con la filosofía budista y confuciana. No obstante, si sois menores de edad o tenéis un estómago delicado es mejor que no la veáis ya que, aparte del contenido sexual obvio, tiene escenas que pueden herir la sensibilidad de algunas personas.


[Imagen de portada extraída de: Fanart.tv]

La erupción del Vesubio en “Pompeya” (2014)

Los días 24 y 25 de agosto se celebra el aniversario de esta catástrofe natural que arrasó con varias ciudades de la región de Nápoles (como Pompeya, Herculano y Estabia). Para conmemorarlo os traemos un vídeo en el que os mostramos cómo fue paso por paso las fases de la erupción y cómo se representa esta en la película “Pompeya” de Paul W. S. Anderson del año 2014.

 


[Imagen de portada extraída de: www.heyuguys.com]

Juan I de Inglaterra. El Rey Pelele

La película de animación de Disney, Robin Hood (1973) nos muestra una de tantas versiones del mito  homónimo. Cuenta la leyenda que Robin Hood fue un bandolero del bosque de Sherwood, que se dedicaba a robarle a los ricos para entregárselo a los pobres en un momento de necesidad y, acabando así con múltiples injusticias. Historicamente, se estima que estos sucesos podrían haber tenido lugar durante el reinado de Ricardo Corazón de León, concretamente durante la Tercera Cruzada (1190 – 1194).

En la película vemos que el principal villano es Juan I de Inglaterra que, ante la ausencia de su hermano mayor el rey Ricardo “Corazón de León”, se encargaba de dirigir el país. Sin embargo, atendiendo a los acontecimientos históricos, Ricardo habría nombrado regente al obispo de Ely, Guillermo de Longchamp, durante su estancia en la Tercera Cruzada.

Los personajes de la película son representados como animales y, en el caso de Ricardo y de Juan, estos son caracterizados por dos leones. Ricardo es un león grande y con una gran melena, mientras que Juan es un león escuálido, sin melena y al cual la ropa le queda muy grande. El primero también parece más pacifico, mientras que el segundo es colérico, envidioso y traidor. Esto viene a raíz de la descripción que algunos historiadores y cronistas de la época hicieron de este personaje, aunque otros relataban que era muy inteligente, generoso y hospitalario. También se le consideraba muy culto, pues creó una biblioteca móvil y le gustaba la música. Sin embargo, Disney optó por centrarse en todos los aspectos negativos de esta figura histórica, dando como resultado a una representación caricaturesca del mismo.

Imagen relacionada
Representación de Juan I. Fuente: AV News

En el film también aparece una canción cantada por el pueblo en la cual se ríen del monarca, lo llaman pelele y lo califican de “torpe, inútil y cruel”, pues la historia se centra en que Juan I estaba obsesionado con el cargo de monarca (históricamente intentó en diferentes ocasiones hacerse con  el trono) además de con el dinero y las joyas. En todo momento porta una gran cantidad de anillos y collares, así como ropajes muy opulentos y aparece contando el oro de los impuestos. La historia nos cuenta que en esta etapa el pueblo de Inglaterra sí se veía ahogado por los impuestos, pero probablemente no sólo era por la opulencia de los nobles sino también por recaudar dinero para financiar las Cruzadas.

Quizás, esta imagen tan negativa de los cronistas de la época se deba a su resentimiento hacia el monarca ante la negativa de este a participar en la Cuarta Cruzada (1202-1204), algo que Disney y otros tantos hábilmente utilizaron para representar al villano de Robin Hood.

Aunque la historia de Robin Hood se encuentra quizás excesivamente explotada en la cultura audiovisual, sí que es cierto que esta versión de Disney, más infantil a primera vista, nos muestra una representación más fidedigna de la versión más negativa del monarca Juan I de Inglaterra.


[Imagen de portada extraída de: Rotoscopers]

¿Sabías que…? (XXVIII) Catástrofes malthusianas en la luna de Titán.

Los que hayáis tenido la oportunidad de ver la película Avengers: Infinity War habréis podido conocer a la nueva incorporación al Universo Cinematográfico de Marvel: el titán Thanos. En el film, la personalidad del personaje es ligeramente diferente a la que se presenta en los cómics originalmente. Mientras que en su versión original este personaje buscaba llamar la atención de la encarnación de la Muerte, llevando a cabo exterminios masivos a lo largo del universo, en la película de los hermanos Russo se identifica como un agente del equilibrio universal.

En efecto, el exterminador de mundos Thanos se intenta mostrar como un elegido para llevar el equilibrio y la estabilidad a todo el universo que, según él, se encuentra al borde del colapso, erradicando a la mitad de sus habitantes. Esta mentalidad, que a día de hoy nos puede parecer, cuanto menos extremista, no es tan distinta a la que presentó el estudioso de economía y demografía británico Thomas Robert Malthus a finales del siglo XVIII.

Este erudito escribió el “Ensayo sobre el principio de la población”, que defendía que el crecimiento de las sociedades es insostenible, debido a que los recursos aumentan en una progresión aritmética (aquella en que la diferencia entre los números de la serie es constante: 1, 2, 3, 4, 5, 6…), mientras que la población aumenta en una progresión geométrica (en la que los números siguientes se obtienen multiplicando el anterior por una constante: 1, 2, 4, 8, 16, 32…). Este planteamiento desembocaría en lo que se denominó como “catástrofe malthusiana”, es decir un momento de colapso en que la humanidad se vería envuelta en guerras y hambrunas que asolarían nuestra especie.

Este tipo de catástrofe es el que, por lo que hemos podido ver en Infinity War, ocurrió en el planeta Titán, hogar de Thanos, y el motivo por el que este busca las gemas del infinito, para reducir la población a la mitad. Si bien Malthus no aprobaba el exterminio activo de la población, como vemos que si hace Thanos, si que defendía que se debía promover la contracepción mediante la abstinencia sexual, así como otras medidas de reducción de la población como retirar las ayudas a pobres y hambrientos. Por otra parte, la idea de Thanos de evitar una catástrofe malthusiana de magnitud universal se haría de forma justa entre ricos y pobres, al contrario que las tesis que defendía el economista inglés.

Con el tiempo se ha demostrado que las teorías de Malthus estaban erroneamente planteadas, ya que su estudio demográfico se hizo únicamente en base alos EEUU, sin tener en cuenta la inmigración y tomando el aumento de la población como si fuese un crecimiento vegetativo.A lo que hay que sumar su incapacidad para preveer la magnitud de los avances en industria, agricultura o ganadería.

Así pues, es indudable que las teorías de Thomas Malthus, pese a haberse demostrado que eran erróneas, han servido de inspiración a los guionistas del film a la hora de dar este nuevo giro al titán loco Thanos, basado en esta filosofía catastrofista y aportando su particular forma de solucionarlo.

 


[Imagen de portada extraída de: https://codigoespagueti.com]

La ruta hacia El Dorado

En la película de animación La Ruta hacia el Dorado, dos amigos se embarcan sin querer en una aventura que los lleva a América, donde conocen a Hernán Cortés por el camino. En las playas americanas deciden seguir un mapa que les llevará a la mítica ciudad de El Dorado.

En la película, la ciudad no sólo está repleta de oro, sino que además cuenta con aspectos más mágicos o fantásticos. Podemos ver animales extraños y cómo el sumo sacerdote acciona a distancia una estatua de jaguar mediante magia. Pero, aun así, la película cuenta con una serie de anécdotas que se basan en la realidad, tal y como veremos a continuación.

La ruta hacia El Dorado

 


[Imagen de portada extraída de Pinterest]