Archivo de la etiqueta: vikingos

¿SABÍAS QUE…? (XXVII): Dinamarca en Eurovisión 2018

El pasado sábado se celebró en Lisboa la 63º edición del Festival de la Canción de Eurovisión, que culminó con la victoria de la israelí Netta Barzilai, otorgándole a este país la tercera victoria en su historia. Sin embargo, no es de Israel de quien os queremos hablar hoy, sino de Dinamarca.

La delegación danesa decidió apostar este año por el cantante Rasmussen, con la canción “Higher Ground”, con la que no sólo consiguió pasar a la final, sino que además llegó a colocarse en la novena posición de la tabla clasificatoria. Lo interesante, en este caso, es el tema que trata dicha canción, que hurga en la Historia para traernos un mensaje pacifista.

De este modo, nos acercan la historia de Magnus Erlendsson, jarl de Orkney (Norte de Reino Unido), figura vikinga que pasó a las escrituras tras negarse a participar en la Batalla de Anglesey Sound en el verano de 1098 debido a sus convicciones religiosas. Esto se pudo ver también en la puesta en escena, donde recrearon la idea de varios navíos en los que ondeaban una gran bandera blanca de rendición y paz. Sin embargo, hay estudios recientes que contradicen este hecho, alegando que no sólo participó en dicha batalla, sino que además salió victorioso de ella.

Sea como fuere, contamos con un ejemplo más de cómo se puede usar la música como instrumento de transmisión de una leyenda o hecho histórico, que aunque no refiera ningún dato concreto, sí nos transporta la curiosidad por saber más. Y, en este caso, además, le sirvió para posicionarse en uno de los mejores puestos de Eurovisión este año.

viking.jpeg

Momento de la actuación. [Fuente: http://www.elcomercio.pe]

Otras entradas sobre Eurovisión:


[Imagen de cabecera extraída de http://www.twitter.com]

A Total War Saga: Thrones of Britannia. De lo que debía ser a lo que es.

Hoy se estrena A Total War Saga: Thrones of Britannia, un nuevo giro de la famosa saga de videojuegos de estrategia Total War. En esta ocasión han dado un giro a la idea intentando centrarse en un momento clave de la historia en lugar de en personajes o grandes etapas. Por eso mismo os traemos un análisis de esta entrega donde explicamos qué tal se ajusta la saga al momento histórico y cuáles son sus principales puntos fuertes y fallos en este sentido.

 

A Total War Saga: Thrones of Britannia

 


[Imagen de portada extraída de: dualshockers.com]

The Frostrune, beware the frost

Ficha técnica:

Título original: The Frostrune

Desarrollador: Grimnir SA

Fecha de lanzamiento: 2016

Clasificación: PEGI 7

Plataformas: PC, iOS y Android

Disponible en: Steam y Google Play

Verano del año 965, un drakar vikingo naufraga durante una tormenta en una isla frente a la costa de Noruega. La única superviviente del terrible suceso, una niña de 13 años, cuyo destino quedará irremediablemente ligado al de la propia isla. Bajo esta premisa se desarrolla la historia de The Frostrune, la aventura gráfica de point-and-click del estudio noruego Grimnir, en la que el jugador se meterá en la piel de esta anónima heroína, en un intento de descubrir los fatales sucesos acaecidos a los moradores de la isla y así romper la maldición que cubre la tierra de hielo.

Mezcla de ambientación histórica y leyenda, el juego nos sumerge en una breve pero apasionante aventura, inspirada en las grandes sagas nórdicas, como la Voluspá y la Háyamák. Su desarrollo implicó, asimismo, un acercamiento a la recreación histórica y a la arqueología, en un intento de reproducir de forma fidedigna los ambientes y objetos presentes en el juego. Audun Refsahl, recreador histórico del periodo vikingo y consultor histórico del juego, afirmaba en la entrevista realizada por mimisbrunnr.info que el objetivo del juego era ser lo más correcto posible a nivel histórico, permitiendo al jugador una inmersión total en el mundo y la trama que ante él se están desarrollando. Muestra de ello son las tallas, runas y tapices que adornan los diferentes escenarios del juego, así como las sepulturas de antepasados y grandes guerreros o las edificaciones del poblado vikingo en el que se desarrolla parte del juego.

Screenshot_20170330-154623-768x432

En el plano mitológico, The Frostrune hace mención a los dioses nórdicos, aunque centra su punto de vista en criaturas y espectros menores, tales como los espíritus de la tierra o animales sagrados, caso de los cuervos –con especial mención de Hugin y Munin, los cuervos de Odín-. Gigantes de hielo y völvas, hechiceras con capacidad de percibir el otro mundo, juegan un importante papel en esta historia, en la que las voces y canciones de los muertos guiarán los pasos del jugador.

La propia estética del juego, con detallados escenarios pintados a mano, respeta en gran medida el simbolismo e imaginario vikingo, dotando de movimiento las runas y figuraciones propias de las estelas rúnicas. A ello hay que añadir la cuidada ambientación sonora, en la que la música la instrumental de fondo se ve acompañada de voces hablando en noruego antiguo, en aquellos casos en los que los personajes secundarios interactúan directamente con el jugador.

The Frostrune destaca, por lo tanto, por su cuidada precisión histórica y cultural, a la que hay que sumar la magia propia de la mitología y de las leyendas nórdicas. La autenticidad de los ambientes -con la inclusión, por ejemplo, de elementos como los Nidstang, estacas en las que se clavaban cabezas de caballos o pieles de grandes animales a modo de maldición-, así como de los objetos y personajes, ayudan en gran medida a la inmersión, permitiendo al jugador vivir una auténtica “aventura vikinga”. Así pues, aquellos que deseen enfrentarse a esta historia tendrán la posibilidad de revivir brevemente un fragmento de la historia de Noruega. Pero recordad: cuidaos de la escarcha…


Enlaces externos:

http://thefrostrune.com/

http://grimnirmedia.no/press/

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.grimnir.frostrunethe&hl=es

https://www.mimisbrunnr.info/news/2016/8/14/six-questions-viii-audun-refsahl

“Tróndur í Gøtu” de Týr: la resistencia del paganismo en las Feroe

Un sinfín de canciones beben de hechos del pasado en sus letras. Este es el caso de Tróndur í Gøtu, tema compuesto por Týr y centrado en la figura de un destacado caudillo vikingo de las islas Feroe. Es habitual que los diversos subgéneros dentro del heavy metal hagan referencias a personajes o acontecimientos históricos, y en el caso concreto de Týr son constantes sus referencias a la era vikinga en general, así como al folklore feroés más relacionado con ese período. Los acordes del tema al que hoy nos referimos nos retrotraen al proceso de cristianización de Escandinavia, centrándose en la figura de Tróndur í Gøtu, un caudillo vikingo de las islas Feroe que se erigió en uno de los más firmes opositores a la implantación del Cristianismo en el archipiélago.

Aunque un reducido grupo de eremitas irlandeses se habían instalado en las islas por un breve período en el siglo VII, no fue hasta inicios del siglo IX cuando grupos de vikingos iniciaron una colonización efectiva de las Feroe, llevando consigo su religión. Sin embargo, el archipiélago no se puedo mantener al margen del proceso de sustitución de las creencias paganas por las cristianas en el ámbito escandinavo. Dinamarca había sido el primer reino en el que culminó este proceso, mientras que Noruega fue el siguiente, durante el reinado de Olaf Trygvasson (Olaf I). No obstante, para alcanzar su objetivo este monarca tuvo que enfrentarse a una decidida oposición de buena parte de la población. Este rey envió misioneros a las islas Feroe -que estaban bajo la órbita noruega-, donde contó con la colaboración del líder local Sígmundur Brestisson, ya convertido a la nueva fe para tratar de influir en el Althing -el parlamento feroés- y lograr una rápida conversión.

trondur

Es aquí cuando comienza a destacar Thrándur Thorbjörnsson (conocido como Tróndur í Gøtu) acaudillando a los defensores de las antiguas tradiciones nórdicas. Sus actuaciones las conocemos gracias a la Saga de los Feroeses, un relato épico en el que se narra cómo asesina a Brestisson (tras una tormentosa y compleja relación personal previa, que incluye la adopción de este por parte de Tróndur tras participar en el asesinato de su padre). Sin embargo, y como se refiere en varias ocasiones a lo largo de la canción, Tróndur temía las represalias del rey de Noruega, como efectivamente sucedió. Si bien Olaf I falleció sin completar la cristianización del país, el ascenso al trono de Olaf Haraldsson (Olaf II el Santo) en 1015 dio un nuevo impulso al proceso, aunque la resistencia pagana feroesa encabezada por Tróndur í Gøtu se mantuvo, llegando a dar muerte al enviado real Karl Morske en 1028, lo que ponía de manifiesto que el poder efectivo en el archipiélago continuaba en sus manos, y no en las del rey. Posteriormente, el fallecimiento de Tróndur í Gøtu en 1035 traería consigo el fin de la independencia de facto de las islas Feroe y su integración en las estructuras de poder de la corona noruega, poniendo fin, de este modo, a la Era Vikinga en aquel territorio (cabe mencionar que en esta canción, el líder pagano señala que otros jefes acaban apartándose de su causa, mientras que él sí se mantendrá leal a ella hasta el día de su muerte).

Como hemos visto, en esta canción de Týr no abundan las referencias históricas concretas, sino que más bien se centra en unas reflexiones puestas en boca del propio Tróndur í Gøtu acerca del inminente conflicto entre los paganos, encabezados por él mismo, y las fuerzas enviadas por el rey Olaf. No obstante, el protagonismo que le dan a esta figura histórica puede llevar a cualquiera que lo escuche a interesarse algo más sobre unos hechos y un proceso que son relativamente poco conocidos, y ello pese a lo popular que últimamente viene siendo la Era Vikinga. El conflicto entre religiones y el proceso de sustitución de creencias y modelos de comportamiento es evidentemente muy complejo, y desde luego es algo que esta u otras composiciones musicales no dan abarcado en su totalidad, pero nunca está de más aprovecharlas para acercarse un poco más a la Historia. Y sin duda, que aparezcan hachazos por doquier seguramente no restará atractivo a aquellos seducidos por esta temática.


 

Enlace a “Tróndur í Gøtu”, de Týr:

Hands on History

Hands on History es un proyecto de origen nórdico, diseñado como banco de recursos y un canal de difusión, preservación y revitalización del Patrimonio Cultural de los países escandinavos, más concretamente de la cultura vikinga. En él se ofrecen diferentes recursos y actividades, normalmente gestionadas junto con otros organismos e instituciones, como museos y municipios. Entre sus actividades encontramos experimentaciones arqueológicas, festivales históricos, juegos, cursos, conferencias, etc.

Su equipo multidisciplinar está formado por Ingrid Galadriel (experta en teatro y comunicación audiovisual con experiencia en museos), Heidi Brimi (arqueóloga con experiencia en museos y otras instituciones culturales) y, Richard Åkesson (experto en Ciencias Ambientales, con experiencia en la organización de festivales). La ventaja de este tipo de equipos es que se establece un equilibrio y la difusión es mucho más amplia, llegando a abarcar diferentes aspectos patrimoniales, como el natural, el cultural y el arqueológico, entre otros; a la vez que se difunde el patrimonio de formas más diversas y en una mayor variedad de ámbitos, llegando a más población. Además, su radio de actuación no solo es local, sino que también es internacional, resultando un proyecto ambicioso, que hasta la fecha ha alcanzado buenos resultados.

Entre los proyectos antes mencionados, se puede destacar el que llevan a cabo en YouTube, pues en su canal muestran no sólo sus proyectos si no muchos aspectos de la vida de los vikingos y los pueblos nórdicos mediante la experimentación arqueológica y la recreación histórica. En sus vídeos podemos ver, por ejemplo, cómo se hacían las flechas o diferentes trabajos en madera (este último forma parte de un proyecto de experimentación arqueológica), así como la recreación de un festival, o una muestra del vestuario, comida o, lo más curioso, un kit de viaje donde nos enseñan desde las tiendas y el vestuario, hasta las mochilas donde esas gentes transportaban sus pertenencias. Todo ello acompañado por música folk, que sin duda, ayuda a meterse aún más en la piel de los vikingos.

Es por tanto un proyecto importante y necesario, justamente ahora que parecen ponerse de moda los vikingos, gracias a series de televisión como Vikings y al auge de los grupos y fiestas de recreación histórica.


[Imagen de portada extraída de: instagram.com]

Catoira y el desembarco vikingo

La anterior semana se celebró en Catoira la 57º edición de la Romaría Vikinga, festividad que se lleva celebrando desde 1961 y que fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1988 e Internacional en 2002.

Dicha romaría conmemora las incursiones normandas acontecidas en Catoira y más concretamente en las Torres de Oeste, cuya función era parar a estas antes de que llegasen a Santiago.

Desafortunadamente no pudimos estar toda la semana, pero sí acudimos el domingo, día en el que se recreaba dicho desembarco. La fiesta comenzó alrededor de las 10 de la mañana y entre las actividades programadas estaba un campamento vikingo de la mano de la asociación de recreación Ulf Klan, donde mostraban, por ejemplo, cómo se trabajaba la forja y la fragua. También había música medieval, una actuación del Circo Chosco y lo más animado de la espera, la llamada “troula animación”, en el que al son del tambor, tres vikingos animaban a todo el público.

Además de las actividades, había diferentes puestos, tanto de comida como de venta de todo tipo de objetos “medievales”, como coronas de flores que suele haber siempre en estas fiestas, ropa al estilo medieval, reproducciones de cuernos tanto para beber como para hacer sonar, cerámica conmemorativa del evento, etc.

Llegado el mediodía, comenzaron los preparativos para el desembarco. Este aconteció justo en frente de las Torres de Oeste. Un grupo de vikingos estaba ya en la playa animando a las embarcaciones que llegaban, que en total fueron unas tres (y una cuarta que desembarcó en otra parte del río Ulla). Entre ellas se encuentraba el Frederikssund, que es una réplica de un barco vikingo del siglo XI.

Después de verlo en directo, se puede apreciar que el campamento vikingo y posiblemente la obra de teatro (que transcurre antes del domingo), es lo más correcto históricamente que podremos encontrar, ya que prima sobre todo el disfrazarse y la diversión sin poner mucho énfasis de si es correcto o no para la época que conmemoran. Ejemplo de esto lo vemos en la abundante presencia de los míticos cascos con cuernos (que se sabe que no los llevaban así en la época). Por suerte la gran mayoría iba sin ellos, primando, sobre todo, una estética similar a la vista en la serie Vikings.

Quienes acudan a esta fiesta se encontrarán con todo tipo de actividades y entretenimientos. En cuanto a si las recomendamos o no, dependerá del gusto personal, aunque por suerte hay una amplia oferta donde escoger para el público.


 

Enlaces de interés: 

Video promocional

El desembarco vikingo


[Imagen de portada extraída de: Concello de Catoira]

Magnus Chase y los dioses de Asgard. La saga nórdica del escritor Rick Riordan

Magnus Chase es la última saga de Rick Riordan, escritor conocido por ser autor de la saga Percy Jackson. En esta saga conocemos al joven descendiente del dios nórdico Frey (Magnus C.) que se ve envuelto en un conflicto entre dioses, en el cual debe evitar a toda costa el Ragnarök o Juicio Final. Para ello, cuenta con la ayuda de sus amigos y de una valquiria, y junto recorren los diferentes mundos a través de Yggdrasill, el gran fresno que une los nueve mundos.

Es gracias a estas aventuras que podemos conocer diferentes aspectos de dicha mitología, como pueden ser los propios dioses y sus leyendas, los nueve mundos, sus costumbres y creencias, así como la existencia de otros seres como los jotuns (gigantes de fuego o de hielo), enanos, elfos, etc.

Pero esto no es lo único que podemos conocer gracias a las hazañas vividas por Magnus Chase, pues también se relatan y recuerdan diferentes aspectos históricos, como es el caso de los asentamientos vikingos en el Norte de América o los modos de enterramiento de los mismos en el segundo libro de la saga (El martillo de Thor). En cuanto a la cultura nórdica se pueden conocer a través de esta obra múltiples aspectos, como son los viajes realizados por los vikingos, así como sus incursiones, las runas que emplean, su forma de navegar y sus embarcaciones, al igual que referencias a su armamento y modo de vida.

 También mencionan las grandes guerras sucedidas en el Norte de América, como pueden ser la de Independencia o la de Secesión, siendo uno de los personajes secundarios participante en una de las mismas. Además aparecen otros conflictos como la guerra de Irak, o incluso el atentado sucedido el 11S; y las consecuencias de dichos conflictos para la población musulmana en Estados Unidos. Esto último se ve reflejado en un importante personaje de la saga, Samirah Al Abbas, una joven musulmana que sueña con convertirse en piloto a pesar de todas las complicaciones.

Todo esto hace que un libro de aventuras y fantasía de corte juvenil sea además de una obra de entretenimiento, una ventana al mundo nórdico, con una narración divertida y amena con alusiones a algunos de los grandes referentes de la cultura audiovisual moderna, así como a sus fandoms, como pueden ser los casos de El señor de los anillos, Doctor Who o The Walking Dead, entre otros (un ejemplo de ello es como el dios Thor enfurece al saber que no podrá “seguir al día” los episodios de sus series favoritas). De este modo consigue que el lector conozca muchos aspectos históricos y mitológicos y despierta fácilmente en él un posible interés en descubrir más sobre estos temas.