¿Sabías que…? (45) ¿Acaso no sabes cómo se usan las tres conchas?

Cinematográficamente, la época de los años 80 y 90 destacó por las películas de acción, protagonizadas por los grandes actores del género, que competían por escenificar las batallas más épicas y encarnar a los antihéroes más duros del cine. Desde Arnold Schwarzenegger hasta Jean-Claude Van Damme, los cines de la época se llenaron de producciones que constantemente buscaban traspasar los límites de sus competidoras, hasta alcanzar tintes cómicos en los que, sus protagonistas, se burlaban del propio género. Ejemplo de ello son producciones como 1997: Rescate en Nueva York (1981), protagonizada por Kurt Russell, o Demolition Man (1993), de Sylvester Stallone; ambas consideradas películas de culto dentro del género.

Dirigida por Marco Brambilla, Demolition Man nos trasladaba a un futuro no muy lejano -el año 2032-, a una sociedad regida por el orden más absoluto y en la que la criminalidad ha sido erradicada. En este ambiente idílico, es liberado de una crioprisión el peligroso asesino Simon Phoenix (Wesley Snipes), lo que obligará a su vez a liberar al policía encargado de su primer arresto, John Spartan (Sylvester Stallone), también conocido como Demolition Man por su tendencia a la destrucción, lo cual lo llevará a acabar en la misma prisión que Phoenix. Con un argumento bastante simple, la película destaca por sus chascarrillos y situaciones cómicas, al mostrar la confrontación de un hombre de los años 90 –Spartan y Phoenix son congelados en 1996- con un mundo tecnológicamente más avanzado y una sociedad totalmente diferente a aquella en la que son condenados. Entre las escenas más recordadas del film está, sin duda, el de las tres conchas, un extraño invento –durante mucho tiempo inexplicado-, muy ecológico, que habría sustituido en ese futuro al papel higiénico.

Figura 1. Explicacion dada, años después, al misterio de las tres conchas [1].

Aunque con el tiempo se ha explicado el origen y uso de dichas conchas en el mundo que presenta el film, lo cierto es que su concepción no es del todo foránea a nivel histórico, o al menos eso afirman algunos investigadores. En diciembre de 2012, el antropólogo y forense francés Philippe Charlier, junto con otros investigadores como Luc Brun, Clarisse Prêtre e Isabelle Huynh-Charlier, publicaban en el British Medical Journal un artículo titulado “Toilet hygiene in the classical era” [2], en el que afirmaban que, durante la Antigüedad, se utilizaban pequeños discos cerámicos en sustitución de nuestro moderno papel higiénico. Estas piezas, denominadas ostraka o pessoi, habrían cumplido una función similar a la de las conchas de la futurista sociedad de Demoliton Man.

La teoría de Charlier se fundamenta en la presencia de algunas de estas piezas en las inmediaciones o en el interior de numerosas letrinas griegas y romanas, como las excavadas en la ciudad de Atenas (Grecia) o en Chichester (West Sussex, Inglaterra). Este tipo de objetos, considerados habitualmente fichas de juego –denominadas asimismo pessoi-, eran habitualmente fragmentos de cerámicas rotas reutilizados, a los que se les limaban los cantos para darles una forma más orgánica y manejable [3], y que se encuentran habitualmente presentes en los contextos arqueológicos más variados –viviendas, lugares de culto, lugares productivos, comercios, etc.-. Ahora bien, Charlier presenta esta nueva teoría, de un uso más escatológico para estos elementos, en base a su presencia en un contexto de baño, así como a análisis químicos realizados sobre las piezas, cuyos resultados mostraron que estas habían estado en contacto con materia fecal. Además, Charlier argumenta en su artículo que este tipo de elementos se encuentran representados en cerámicas griegas (Figura 2) y reflejados en uno los pasajes de la Paz de Aristófanes –aunque la interpretación del pasaje al que alude el antropólogo resulta confusa- [4].

Figura 2. Kylix o copa griega del periodo arcáico tardío (510-550 a.C.) en la que los autores del artículo identifican el uso de un ostraka o pessoi. Museum of Fine Arts, Boston [5].

Ahora bien, ¿realmente utilizaban los griegos y romanos del mundo antiguo discos de cerámica en lugar del papel higiénico? Los propios autores del artículo puntualizan que el uso de este tipo de elementos en la higiene personal podría haber desembocado en problemas de salud, pero en ningún momento afirman que esto impidiese su uso. Por otra parte, la comunidad arqueológica se encuentra dividida, entre los partidarios y detractores de esta teoría [6]. Así pues, ¿es esta nueva teoría sobre el uso de los pessoi cierta? Por desgracia, por muy jocosa que resulte, a día de hoy es imposible afirmar o negar su veracidad, puesto que existen el mismo número de argumentos a favor y en contra de la misma. Esto nos habla de la necesidad de realizar estudios interdisciplinares, en los que investigadores y especialistas de las más diversas materias se unen para compartir su conocimiento, aportar ideas y discutir los resultados y respuestas que cada una de sus especialidades aportan al estudio de un elemento. Asimismo, nos habla de la necesidad de ejercer una arqueología científica, en la que lo importante no es el objeto en sí, sino la información que este puede aportarnos.

La presencia de los pessoi en las inmediaciones de las letrinas puede ser o no un indicativo de su uso con fines higiénicos –al fin y al cabo, a quién no se le ha caído algo al váter alguna vez-, pero sin duda requiere de un estudio en profundidad desde distintas perspectivas. La ciencia y la investigación, en sus más variados campos, avanzan cada día, aportando ideas y nuevas soluciones a problemas largamente sostenidos. Soluciones que, basadas en indicios tangibles y razonados, con una sólida base científica, pueden ser tan válidas como cualquiera de las interpretaciones que las precedieron. Los resultados obtenidos por Charlier y su equipo plantean una nueva perspectiva hasta ahora no planteada y que probablemente abra nuevas vía de investigación para el futuro, sobre un tema histórico que, al parecer, resulta de gran interés para el público, vista la repercusión del estudio en los más diversos medios [7].

La relación entre los pessoi y las tres conchas de Demoliton Man no deja de ser anecdótica, puesto que el estudio es posterior a la grabación de la película. A pesar de ello, no deja de resultar curioso que una producción cinematográfica “predijera” en cierta medida en los años 90, los resultados de un estudio publicado en la segunda decena de los 2000, sobre un hábito higiénico de la Antigüedad. Una muestra más de que la realidad, casi siempre, supera a la ficción. 


[1] Peschell, M. (7 diciembre 2017). The Three Seashells. Medium. https://medium.com/@mpeschell/the-three-seashells-5ddca3dc1439

[2] Charlier, P.; Brun, L.; Prêtre, C. y Huynh-Charlier, I. (2012) Toilet hygiene in the classical era. BMJ: British Medical Journal, 345, nº 7888, p. 41. https://www.bmj.com/content/345/bmj.e8287 // https://www.jstor.org/stable/23493395?mag=this-is-how-they-wiped-themselves-in-ancient-rome&seq=1#metadata_info_tab_contents

[3] D’Onofrio, A.M. (2007). A Preliminary Survey of Evidence for Counters and Tokens in the Aegean and Hellenic World. En A. M. D’Onofrio (ed.): Tallies, Tokens & Counters. From the Mediterranean to India: A Cross-Cultural Approach, Nápoles 2007. https://www.academia.edu/641538/_A_Preliminary_Survey_of_Evidence_for_Counters_and_Tokens_in_the_Aegean_and_Hellenic_World_in_A_M_D_Onofrio_ed_Tallies_Tokens_and_Counters_From_the_Mediterranean_to_India_A_Cross_Cultural_Approach_Napoli_2007

[4] Vid. nota 2

[5] Benson, B.; Burges, S. y Muñoz, C. (2018). Everyday Extravagance: Displaying the Art of Greek Daily Life at the Museum of Fine Arts, Boston. Sequitur, 4, nº2, pp. 24. https://www.bu.edu/sequitur/2018/05/01/everyday-extravagance-displaying-the-art-of-greek-daily-life-at-the-museum-of-fine-arts-boston

[6] Sterrett-Krause, A. (2018). The Small Finds and Vessel Glass from Insula VI.1 Pompeii: Excavations 1995-2006 (review). Bryn Mawr Classical Review. https://bmcr.brynmawr.edu/2018/2018.09.33/

[7] Gayle, D. (18 enero 2013). ‘They would have been a bit scratchy’: The ceramic ‘gaming pieces’ that new research claims were a Roman equivalent to loo roll. Mail Online. https://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2264464/They-bit-scratchy-The-ceramic-gaming-pieces-new-research-claims-Roman-equivalent-loo-roll.html; Izquierdo Bermejo, V. (20 enero 2013). Los antiguos romanos usaban cerámica higiénica para limpiar sus traseros. RedHistoria. https://redhistoria.com/los-antiguos-romanos-usaba-ceramica-higienica-para-limpiar-sus-traseros/; Mirsky, S. (1 marzo 2013). Toilet Issue: Anthropologists Uncover All the Ways We’ve Wiped. Scientific American. https://www.scientificamerican.com/article/toilet-tissue-anthropologists-uncover-all-the-ways-weve-wiped/; Silver, C. (24 julio 2020). This Is How They Wiped Themselves in Ancient Rome. Daily JSTOR. https://daily.jstor.org/this-is-how-they-wiped-themselves-in-ancient-rome/


[Imagen de portada extraída de: Rodajes de películas]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.